Qué puede comer un diabético

Comer bien es clave para controlar la diabetes. Aquí hay 10 súper alimentos que te ayudarán a minimizar el azúcar en la sangre e incluso hacer que tu enfermedad mejore.

Hortalizas

Las hortalizas son un alimento repleto de poderosos nutrientes, las verduras son naturalmente bajas en calorías y están llenas de fibra, por lo que son realmente recomendables. Llenar tu plato con verduras significa automáticamente que estás comiendo menos carbohidratos simples (que elevan la glucosa en tu sangre) y grasas saturadas (que aumentan la resistencia a la insulina).

Qué puede comer un diabético

Frutas

Con casi todas las mismas ventajas que las hortalizas, las frutas rebosan de nutrientes que tu cuerpo necesita, son bajas en grasas, ricas en fibra y más bajas en calorías que la mayoría de los otros alimentos. Lo mejor de todo es que la fruta está repleta de antioxidantes que ayudan a proteger tus nervios, ojos y corazón.

Judías

Las juadías son casi la mejor fuente de fibra dietética, ya que no sólo te hace sentir satisfecho durante más tiempo, sino que además ralentiza la digestión y mantiene el azúcar en la sangre después de comer. Este efecto es tan poderoso que incluso puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre en general.

Cereales

Los cereales en el desayuno son tu mejor oportunidad para obtener más fibra cada día. Hay una ventaja, los estudios demuestran que las personas que comienzan el día comiendo cereales con alto contenido en fibra, en realidad comen menos durante todo el día. Así que no debes renunciar a desayunar. Mejor aún, escoge un cereal con al menos 5 gramos de fibra por ración.

Pescado

El pescado es rápido y fácil de preparar, es una buena fuente de proteínas y un gran sustituto de las carnes con alto contenido graso. Además, el pescado graso es la mejor fuente de ácidos grasos omega-3, estas grasas ayudan a mantener limpias tus arterias. Las personas con diabetes a menudo tienen niveles altos de triglicéridos y bajos niveles de HDL, el colesterol "bueno". Los ácidos grasos Omega-3 pueden mejorar ambos números. Trata de comer pescado al menos dos veces a la semana. Son excelentes fuentes de omega-3 el salmón, la caballa y el atún.

Aves de corral

La carne de las aves de corral es muy versátil, magra y baja en calorías. La pechuga de pollo es prácticamente un alimento milagroso. A diferencia de los filetes y hamburguesas, la pechuga de pollo es baja en grasas saturadas. El consumo excesivo de filetes y hamburguesas puede aumentar el colesterol "malo" y por lo tanto, aumentar también la resistencia a la insulina, por lo que el control del azúcar en la sangre se complica. Una ración de 85 gramos de pechuga de pollo sin piel tiene sólo 142 calorías y 3 gramos de grasa. La pechuga de pavo es aún más ligera y más baja en calorías.

Frutos secos

Los frutos tienen varias cosas a su favor, están cargadas de grasas "buenas" que luchan contra las enfermedades del corazón. Estas grasas, incluso se ha demostrado que tienen la capacidad de ayudar a reducir la resistencia a la insulina y hacen que sea más fácil de controlar el azúcar en la sangre. Los frutos secos son también una de las mejores fuentes alimenticias de vitamina E, un antioxidante que protege las células y puede ayudar a prevenir el daño nervioso y ocular. Son ricos en fibra y magnesio, los cuales pueden ayudar a regular el azúcar en la sangre. Los estudios sugieren que incluirlos en tu dieta puede incluso ayudarte a bajar de peso, eso sí, si se comen con moderación. No hay que olvidar que son altos en calorías.

Qué comer con diabetes

Aceite de oliva

En el centro de la famosa dieta mediterránea encontramos el aceite de oliva. Se considera una grasa "buena" que ayuda a reducir el riesgo de ataque cardíaco y se ha demostrado que ayuda a mantener el azúcar en la sangre estable, reduciendo la resistencia a la insulina. Por lo tanto, es recomendable substituir la mantequilla por aceite de oliva al cocinar.

Yogurt

El yogur es rico en proteínas y potencia la pérdida de peso gracias al calcio. Varios estudios han demostrado que las personas que consumen muchos alimentos ricos en calcio tienen más facilidad para bajar de peso y tienen menos probabilidades de desarrollar resistencia a la insulina. Como aperitivo o para el desayuno, puedes tomar un yogur natural sin grasa, también puedes añadirle tu propia fruta fresca o una pizca de germen de trigo o granola baja en grasa para una explosión de nutrientes adicionales.

Canela

Sorprendentemente, con sólo rociar canela en tus alimentos, puedes reducir el azúcar en la sangre. Los componentes de la canela ayudan a tu cuerpo a utilizar la insulina de manera más eficiente, por lo que puede entrar más glucosa en las células. Un estudio reciente descubrió que en las personas con diabetes, con tan sólo 1/2 cucharadita al día de canela se podían reducir significativamente sus niveles de azúcar en la sangre. Así que adelante y añade canela en polvo a tu tostada de trigo integral, avena, manzanas al horno o incluso al pollo. O sumerge una rama de canela en agua caliente para hacer una taza calmante y curativa de té de canela.