Qué comer en Praga

Praga tiende a inspirar recuerdos nostálgicos por su belleza, su historia increíble, su famosa cerveza, sus majestuosas torres, y sus puentes. Pero de lo que mucha gente no suele hablar es de lo grande que es la cocina checa. La comida checa está basada en gran medida en la vecina Alemania, Polonia, Hungría y Austria, que sufrió mucho durante cuatro décadas de dictadura comunista. Como resultado, los buenos restaurantes checos con ingredientes frescos prácticamente desaparecieron.

Qué comer en Praga

Aunque la situación ha mejorado, muchos checos aún te dirán que no les gusta la comida Checa a menos que la preparen en casa.

La realidad es que es agradablemente sorprendente la cantidad de oferta que existe en cuanto a gastronomía. Es cierto que hay un montón de carne y donde hay carne, hay casi siempre salsa y houskové knedlíky, las albóndigas de pan al vapor esponjosas que la gente parece amar u odiar. También, por supuesto, se sieve la cerveza pilsner más refrescante del planeta y tiene una escena de la cerveza artesanal en constante crecimiento.

Pero hay que tener en cuenta, al igual que otras ciudades, que la gran afluencia de turistas influye en la calidad de los alimentos y que ésta es muy variable entre los restaurantes. Aquí puedes leer sobre algunos de los alimentos que hay que comer sí o sí mientras que se está en Praga.

Koleno

Koleno, abreviatura de Pečené vepřové koleno, es asado rodilla de cerdo (o nudillos), un plato que también es común en la cocina alemana. Es una pieza rústica de carne de gran tamaño por la queque es casi imposible no sentirse atraído. A pesar de su apariencia de comida de hombre de las cavernas, es absolutamente deliciosa: una combinación de tierna carne de cerdo, piel crujiente, y la grasa debajo de ella. La carne suele ser marinada en cerveza y hierbas, tostada, y luego sirvida con hueso y cortada con un cuchillo de sierra y una serie de acompañamientos. Se sirve con un montón de encurtidos y conservas vegetales, pan Checo, mostaza, rábano picante y guindas para mojar. También es imprescindible tomar con él una cerveza ("pivo" en checo). Por lo general requiere de unos 45 minutos de cocina para prepararse.

Vepro-knedlo-zelo

Vepro-knedlo-zelo es la abreviatura de cerdo asado (vepřová) con albóndigas de pan (knedlíky) y la col guisada o sauerkraut (zelí), un plato clásico checo que se es más ligero que cualquier otra comida tradicional de carne y albóndigas, probablemente gracias a la la col estofada, que añade un buen dulzor amargo al plato.

Tatarak

Al igual que el tartare de carne francesa, Tatarak (abreviatura de Tatarsky biftek) es carne cruda fresca, picada mezclada con yema de huevo, la cebolla picada, mostaza, sal, pimienta, pimentón, tal vez un poco de pepino picado, y por lo general la salsa Worcestershire o salsa de tomate. Se sirve bien premezclado o con cada uno de sus componentes por separado para que se pueda mezclar al gusto y va por lo general acompañado por deliciosa topinky (pan frito) con ajo. Para obtener el efecto deseado, cortar un diente de ajo por la mitad y frotar el extremo cortado sobre el pan crujiente, los bordes afilados rallan muy bien en una extensión penetrante que va bien con la carne sazonada.

Comer Ovocné knedlíky en Praga

Ovocné knedlíky

Un plato que es un dulce elemento básico en la cocina de casa de todo checo. Ovocné knedlíky son deliciosas albóndigas de fruta fresca, por lo general llenas de fresas de temporada, albaricoques, ciruelas, o mermelada de ciruela. Suelen estar cubiertas con mantequilla y requesón (queso cottage seco), pero algunos restaurantes ofrecen coberturas más tentadoras como el chocolate, la canela, el azúcar en polvo y el jengibre rallado. Para evitar parecer un turista, pedirlos para el almuerzo en vez de desayuno o postre.

Pivo

¿Pensabas que hablaríamos de la comida checa sin mencionar la cerveza? ¡Imposible! Pivo (cerveza) y Praga han sido inseparables desde 1842, cuando nació la primera Pilsen fruto de la baja fermentación en la ciudad bohemia de Plzeň (Pilsen). En Praga hoy, existen los tankovna (bares tanque) que utilizan tanques en lugar de barriles, que es donde se encuentran los productos: frescas, pasteurizadas Pilsner... Klášterní Pivovar Strahov, es la fábrica de cerveza en los terrenos del monasterio de Strahov, y en ella podrás conocer las cervezas artesanales nuevas que salen de la República Checa.

Bramboráky

Panqueques de patatas fritas de oro. No son únicamente Checos, pero son muy populares aquí. Tradicionalmente se toman en un bocadillo grasiento por la calle, pero los bramboráky también son bastante comunes en los menús de restaurantes en Praga. Son especialmente interesantes en restaurantes vegetarianos. Ocasionalmente algunos restaurantes las sirven junto a las albóndigas de pan estándar en un plato de carne popular como guláš (goulash).

Nakládaný hermelín

Es un aperitivo clásico en los pubs checos, nakládaný hermelín es el queso en escabeche, "hermelín" es el nombre del queso en cuestión: suave y como el camembert, con una corteza comestible. El queso se escabecha durante varios días en aceite, pimientos, ajo y especias, por lo general incluyendo pimentón y algo un poco picante. Típicamente se sirve con pimientos, cebollas, y una dosis saludable de aceite junto con el pan checo oscuro o topinky (pan frito crujiente, a veces con ajo). Picante y cremoslo, es un plato que no puede ir mal con nada, sobre todo cuando se está tomando con una buena cerveza.

Utopenci

Otra merienda típica de los pubs es utopenci, que consiste en salchicha de cerdo en escabeche en un fuerte y picante adobo de vinagre con cebolla, pimienta negra, laurel y otras especias. Se come frío con pan. Picante y carnoso, va muy bien con la cerveza también.

Svickova na smetane

Algunos checos afirman que es el único plato que es verdaderamente único en la República Checa, y no influenciado por alguno de sus vecinos. Es un solomillo de ternera que se moja en una salsa de verduras cargada (normalmente hecha con hierbas y verduras de raíz como las zanahorias, apio, raíz de perejil) y cubierto con salsa de arándanos (o mermelada), una rodaja de limón y crema. Se sirve con albóndigas de pan . ¿Suena extraño? Lo es, pero también es algo familiar.

Palacinky

Estos panqueques delgados son un popular dulce parecido a los crepes franceses, pero hechos con una pasta diferente y otro método de cocción. Tradicionalmente se sirve enrollado, pero hoy en día se ven también doblados en forma de triángulo o apilados en un ingenioso y delicioso desastre. Por lo general vienen con un poco de mezcla de mermelada, fruta, queso dulce, helado, crema batida...