Qué comer en París

Si eres un apasionado de la comida y siempre has soñado con un lugar donde se ponen los mejores ingredientes en las manos de los mejores artesanos para hacer algunas de las mejores recetas, Paris, es tu lugar. Y no podrás encontrar solo restaurantes de lujo con chefs con estrellas Michelin sino que podrás descubrir que en general, toda la gastronomía de París es buena. Por ejemplo, podrás entrar en un mercado de la calle lleno de los productos frescos, y sentir la tentación de esa pequeña panadería que te seduce con su olor a pan recién sacado del horno. En cada esquina de esta ciudad encontrarás un milagro culinario. Aquí, una lista con algunas de las cosas deliciosas que no te puedes perder si estás en París.

Qué comer en Paris

Macarons

Más que cualquier otra cosa, el macaron ha llegado a simbolizar la escena pastelera de París. Simple en su concepto (solo son dos galletas intercaladas con ganache) la creatividad y la imaginación de los pasteleros de la ciudad han llevado a la galleta a un nivel completamente nuevo. Y el mejor lugar para probarlas es a Pierre Hermé. Triunfan los de sabores clásicos como el de caramelo de mantequilla salada pero no debes dejar de probar los sabores nuevos y siempre cambiantes (te imaginas el de chocolate y foie gras). Otros buenos lugares para macarons son Carette (sus macarons de chocolate fueron votados como los segundo mejores en París), Aoki (prueba los sabores inspirados en japón) y Ladurée.

Chocolate caliente

Cuando hace un poco de frío, no hay nada mejor que una taza de chocolate caliente para protegerse. El auténtico chocolate caliente París es rico e intenso y no hay nada como las bebidas calientes. Uno de los lugares más interesantes es un café con encanto a orillas del Sena llamado L'Ebouillante. El chocolate viene en un tazón grande y luego se agrega la leche según su la preferencia, para que puedas hacerlo tan rico como quieras. Otros sitios interesantes son Jacques Genin (una tienda de chocolate preciosa) y Angelina.

Pan

El pan es un alimento básico y muchas veces estamos tan acostumbrados a comer pan regular que no se da cuenta de las exquisiteces que pueden tomarse. Hasta que llegues a París, no sabrás lo que es comer un pan sabroso. Riquísimas baguettes de doradas con cortezas suaves y amplios interiores (miga), panes con incrustaciones de cereales y frutos secos que no necesitan nada más para ser comido... Los parisinos, a los que por cierto, no les gusta esperar ni si quiera a los semáforos, hacen colas en sus panaderías para comprar el pan de cada día recién hecho. El paseo parisino con una baguette bajo el brazo no es un cliché, están por todas partes.

Queso

El queso en París es una revelación. Y las fromageries ofrecen una mezcla heterogénea de quesos blandos, duros, maduros, frescos, quesos curados... todo tipo de quesos de todas las partes de Francia. El único problema con el queso, es decidirse por cuál de ellos comprar. La recomendación, comprar de una pequeña parte de todos los que se quieren probar. Algunos lugares incluso tienen platos de quesos preparados con una selección. Una de las tiendas más conocidas es La Fermette, en la calle del mercado de la Rue Montorgueil donde por cierto, la gente siempre es amable. Otras tiendas son Fromagerie Quatrehomme, Laurent Dubois y Pascal Beillevaire.

Mantequilla

Cualquier supermercado normal en Paris será capaz de ofrecerte por lo menos 10 tipos diferentes de mantequilla de las cuales 7 serán probablemente mejores que la mantequilla que puedes encontrar en cualquier otro lugar. Y una vez que pruebes el sabor de la mantequilla batida a mano, será difícil que seas capaz de volver a probar las antiguas mantequillas. También hay mantequilla de algas que se puede encontrar en La Grande Epicerie y varias fromageries (incluyendo Fromagerie Hisada). La mantequilla cremosa producida por fromagerie Pascal Beillevaire es bastante increíble también.

Croissants

Los franceses se toman sus croissants muy en serio, y hay todo un conjunto de pautas a seguir para poder hacer un buen croissant. Un croissant deber ser regordete, con un exterior dorado y con el olor inconfundible de la buena mantequilla. (Evita los croissants hechos con margarina). Deben tener forma de media luna con las puntas extremas hacia dentro. Para conseguir los mejores croissants, se debe llegar temprano (la mayoría de las tiendas se quedarán sin croissants frescos a las 11 de la mañana).

Crêpes

¿Quién puede resistirse a un crêpe caliente directamente de la plancha, rebosante de queso o goteante de Nutella. Los Crepes envueltos en un cono de papel para ser comidos por el camino son lo más parecido a la comida de la calle que tienen los parisinos. Hay una serie de creperías de la calle esparcidas alrededor de la ciudad para tomar un aperitivo conveniente. Una de las combinaciones clásicas son jamón, queso y huevo y también existen los crêpes dulces con mermelada, chocolate, etc.

Chocolate

Chocolate con caramelo, de cafe, de canela, naranja, menta, pomelo, pimienta, té... ¿Eras capaz de imaginarte un chocolate de tantos sabores? Uno de los mejores lugares para probar chocolates en París es Jacques Genin. Los chocolates están tan exquisitamente dispuestos en el escaparate que tienes que pasar dos veces para darte cuenta de que no es una joyería. Es el sueño de los amantes del chocolate hecho realidad. También tienen caramelos de chocolate caliente.

Comer macarons en París

Falafel

Gracias a las tiendas en el barrio judío de la Rue des Rosiers, el falafel ha llegado a París para quedarse. Y cuando estés buscando comida barata, caliente y picante sólo podrás pensar en eso, Falafel. El falafel es una especie de croqueta hecha de garbanzos o habas que se come sola o en pan de pita. Se suele acompañar con salsa de yogur.

Magdalenas

No puedes irte de París son probar las magdalenas, que están hechas con su increíble mantequilla. Las mejores están en la encantadora Blé Sucré. Esta pequeña panadería está fuera de las zonas turísticas habituales, pero merece la pena el viaje. La tienda tiene precios razonables y grandes productos, pero las magdalenas son lo mejor.